Lenguaje corporal, como usarlo en una entrevista laboral

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Concepto y video de Amy Cuddy.

Para hablar de este tema tenemos que tener presente que cuando asistimos a una entrevista laboral, la misma se manifiesta a través de una conversación que se da a través de nuestro lenguaje verbal, y ahí es, donde tenemos que detenernos e hilar un poco mas profundo, ya que como seres humanos nos comunicamos, pero no solo a través de nuestras palabras, lo que decimos o no decimos, sino a través de nuestro cuerpo y de nuestras emociones.

Cuando hablamos de lenguaje no verbal, también hablamos de comunicación, pero a través de nuestro cuerpo.

Pensemos en cuando saludamos, si lo hacemos con una sonrisa o si lo hacemos a desgano solo por la obligación que conlleva el saludo.

Pensemos cuando estamos en una fiesta que la estamos pasando muy bien, como nos habla el cuerpo y como nos movemos, o cuando estamos en una situación de miedo o presión que es lo que primero hace nuestro cuerpo, tiende a encorvarse, a esconderse, y ese lenguaje corporal, muchas veces no es percibido por nosotros mismos de forma consciente, pero si por las personas con las que interactuamos.

En mi experiencia cuando llega un candidato a entrevista, normalmente se sienta unos cinco minutos en la recepción esperando iniciar la entrevista.

Cuando salimos a buscarlos, normalmente me encuentro con dos tipos de candidatos, los que están como encorvados, mirando para abajo con cara de preocupación o miedo y los que están sentados erguidos, con mirada al frente y positiva esperando su momento para brillar.

Ya desde momento que salgo a llamarlos, comienza la entrevista y ¿se imaginan que pasa? Los que estaban sentados con una actitud la cual percibimos ganadora, abierta, son los que les va muy bien en entrevista y los que están en una posición encorvada con la cabeza gacha, normalmente suelen fracasar.

Tenemos que tener presente que el lenguaje corporal no solo le habla a la persona que nos está observando o interactuando con nosotros, sino que también nos habla a nosotros mismos.

Cuando tenemos actitudes positivas, las mismas se manifiestan en nuestro lenguaje verbal, corporal y emociones.

Por eso los invito a ver esta charla Ted de Amy Cuddy, psicóloga social, especialista en lenguaje no verbal, que nos enseña y nos da herramientas para mejorar nuestro lenguaje corporal y nos cuenta como esto impacta de manera positiva en nuestro cerebro, lo cual se traduce en emociones y pensamientos ganadores, que es la actitud que tenemos que tomar frente al desafío de ir a por el trabajo que tanto buscamos y ¡CONSEGUIRLO!

Suscribite a nuestro boletín