Entrevista Presencial y el Covid

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Entrevista presencial con barbijo

Recomendaciones

El contexto que nos toca vivir es de incertidumbre, y en el cual estamos aprendiendo e improvisando cómo actuar y cómo ir resolviendo situaciones que se nos presentan.

La situación de desempleo y la necesidad de obtener un trabajo estable, nos lleva a contemplar todas las posibilidades que nos surgen para tener una entrevista.

Hoy las entrevistas laborales y, debido a la restricción de salir de casa, se llevan generalmente de manera online, pero puede surgir la necesidad de tener una entrevista presencial, porque alguna empresa así lo requiera.

Decidimos armar este artículo con algunas recomendaciones para que en el caso de que te toque asistir a una entrevista presencial, tengas herramientas para manejarte y estar lo más preparado posible, evitando el stress que provoca no saber cómo actuar ante situaciones imprevistas o desconocidas.

También tener en cuenta estas medidas te va a servir a futuro, para cuando se vayan flexibilizando de a poco las medidas restrictivas y vuelvan las entrevistas presenciales, en mayor o menor medida.

Recomendaciones:

  • En el caso de ser llamado a una entrevista presencial, lo normal sería que el selector tenga un protocolo de visitas y te lo hago llegar antes de asistir, pero si no es el caso, no está mal que le preguntes qué medidas de seguridad tienen o si tenes que tener algo en cuenta para el ingreso al lugar.
  • Cuando llegues al lugar, obviamente con barbijo, normalmente te encontrarás con una recepción, donde se te indicará que ingreses al edificio o aguardes allí, a la espera del selector; ahí recomendamos que estés atento y preguntes donde podés sentarte, y trates de tener el menor contacto con los objetos que tengas a tu alrededor.
  • Una vez que te encuentres cara a cara con el selector, tené presente que dar la mano es algo que debemos evitar, realizá un saludo cordial y haz un comentario al respecto para hacerle saber porque estás evitando el contacto, a pesar de ser algo obvio.
  • Ya ubicado en el lugar de la entrevista, y si se respeta la distancia social estipulada, podrás preguntar si te podés sacar el barbijo, pero solo hacelo si te sentís seguro, no es un condicionante tener un barbijo puesto en la entrevista. Tu seguridad y la del prójimo están primero.
  • Sentí la libertad de preguntar cómo sería la forma de trabajar, si la misma va a ser 100% presencial, si hay posibilidades de home office, y que medidas y protocolos de prevención están aplicando en la empresa.

Como verás, son muchas cosas las que tenemos que tener en cuenta, pero lo importante es tener todo esto bien claro antes de asistir a una entrevista presencial ya que estamos cuidando nuestra salud y de quienes nos rodean.

Con los protocolos claros, vamos a tener otra seguridad, vamos a improvisar menos y vamos a estar enfocados en la entrevista, dando lo mejor de nosotros.

Suscribite a nuestro boletín