Referencias Laborales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La importancia de las referencias laborales

¿Qué preguntas puede hacer el reclutador?

Las referencias laborales son información muy importante durante el proceso de selección. Estas pueden ayudar al entrevistador a tomar la decisión correcta.

El proceso de selección no se limita al curriculum y a la entrevista, la mayoría de las veces se busca conocer los detalles para tener más información sobre la personalidad del candidato, y así saber con certeza si son o no, idóneos al puesto.

Las referencias laborales son subjetivas, ya que pueden verse influidas tanto por una mala relación como por una amistad, o incluso por el solo hecho de no querer perjudicar a la persona involucrada en el proceso, pero sirven como información complementaria sobre las actitudes y defectos que puedan llegar a tener a los candidatos.

Por eso mismo, es más probable que se pregunten cuestiones en las que cabe menos sesgo, pero que sirvan para comprobar si es correcto lo que aparece en su CV. Por ejemplo, el periodo en el que el candidato estuvo en la empresa y las funciones que desempeñó.

Una mala referencia no significa, habitualmente, un descarte, pero si es cierto que una mala referencia corroborada por varias fuentes puede provocar que el candidato quede fuera del proceso de selección.

7 preguntas que pueden hacer los reclutadores a las referencias

  1. ¿Qué cargo tuvo?

Si, puede sonar muy obvio ya que este dato se encuentra en tu cv, pero muchas veces la descripción del puesto no es del todo correcta. Por lo tanto, realizando esta pregunta corrobora tu experiencia en el sector.

2. ¿Durante cuánto tiempo trabajó?

En ocasiones, para que en el cv no haya “baches” suelen alargar o acortar los períodos de trabajo, esto no es correcto y realizando este llamado es muy fácil de verificar.

3. ¿Cómo fue su desempeño?

Esto es lo que más le interesa a la empresa, saber que tan efectivo sos y cómo trabajas.

4. ¿Cuáles dirías que son las mayores fortalezas del candidato?

No solo te lo preguntarán en entrevista, sino que cuando el caso amerite, también se corroborará con las referencias. Hablar de uno mismo muchas veces cuesta, por eso el reclutador consultará las opiniones de tus ex compañeros o jefes.

5. ¿Cómo se llevaba con sus compañeros de trabajo?

Sabiendo como son tus relaciones interpersonales, se sabrá si tu perfil no solo cumple con las habilidades técnicas requeridas, sino también con el tipo de personalidad.

6. ¿Cómo es su manejo del estrés?

Este ítem es clave para medir el rendimiento, por lo tanto, saber si podés trabajar bajo presión y como manejas el estrés en estos casos, resultará fundamental para el reclutador.

7. ¿Cuál fue la causa por la que abandonó el puesto?

Se busca saber si la información brindada es verídica con respecto a si fuiste despedido o fue por propia voluntad la desvinculación con la empresa.

Cómo verás es muy fácil verificar todos los datos de tu cv, con un par de llamados a tus anteriores trabajos, el reclutador tendrá un panorama mucho más claro de quién sos y cuáles son tus principales fortalezas.

Por eso mismo al brindar las referencias y/o defiendas tu experiencia laboral NO mientas, ni con la descripción y duración de los puestos, ni tampoco con la relación que tuviste con tus antiguos compañeros.

Sé sincero siempre y ante malas experiencias aún más. Tal vez te pasó que no hayas podido establecer una relación amena con tu jefe, o que hayan tenido una discusión, para estos casos te aconsejamos que se lo cuentes al reclutador en entrevista, explicando lo sucedido siempre desde un lado objetivo, y demostrando que fue lo que aprendiste de eso, nunca expongas a la empresa como el problema.

Suscribite a nuestro boletín